El GUERNICA de Pablo Picasso

el

El Guernica (1937) toma el nombre de una ciudad del País Vasco bombardeada durante la Guerra Civil por la aviación nazi. El triste acontecimiento da al pintor Pablo Picasso la idea para defender la causa republicana – contra el general Francisco Franco – por la que ya ha aceptado un encargo que consiste en preparar un mural para una Exposición en Paris. Hoy día el cuadro se conserva en el Museo Reina Sofía de Madrid.

La obra es un óleo de grandes dimensiones (3,50 m. x 7,80 m.) en la que el pintor renuncia al color para dar más dramatismo a la escena donde aparecen nueve figuras entre animales y hombres. A la izquierda se ve una madre con un niño muerto que expresa el sufrimiento de la población civil española, aplastada por los horrores de la guerra como se deduce claramente de la figura tendida en el suelo; a la derecha el cuadro se cierra con otro ser viviente gritando contra las atrocidades bélicas.
En suma, el pintor Pablo Picasso denuncia, a través del arte, las barbaridades del régimen franquista y del ejercito alemán que experimenta nuevas armas sobre una ciudad española matando a casi 2000 personas.