MSF

el

¿Qué es MSF?

MSF es una sigla con la que se conoce en todo el mundo a Médicos Sin Fronteras, una organización humanitaria internacional de acción médica que, desde 1971, aporta su ayuda a poblaciones en situación precaria y a víctimas de catástrofes de origen natural o humano y de conflictos armados, sin ninguna discriminación por raza, religión o ideología política. En reconocimiento a su labor humanitaria, MSF recibió el Premio Nobel de la Paz en 1999.

Cómo está estructurada esta oranización?

Detrás de cada proyecto sobre el terreno, hay un enorme trabajo de gestión, coordinación, financiación y administración, reclutamiento y formación de recursos humanos, logística, soporte técnico, captación de fondos y comunicación. Este trabajo se lleva a cabo a través de las 19 secciones de MSF en todo el mundo:

msf-estructura-internacional-2014-CAST

El trabajo de las secciones se coordina con el de la oficina internacional en Ginebra, dos oficinas de enlace con la ONU en Ginebra y Nueva York, así como el de otras oficinas de apoyo en áreas estratégicas. Además de un modelo asociativo, operacional, organizativo y financiero, todas las secciones de MSF comparten información, apoyo técnico y servicios específicos a través de las llamadas organizaciones satélite:

Ärzte Ohne Grenzen Foundation. Unidad de reflexión y análisis sobre la acción humanitaria (Berlín).
Épicentre. Investigación epidemiológica y respuesta a enfermedades emergentes (París).
État d’Urgence Productions. Producción de materiales audiovisuales (París).
MSF Assistance. Actividades de captación de fondos con empresas (París).
MSF Enterprises Limited. Sociedad para venta de merchandising en Gran Bretaña (Londres).
MSF Fondation. Promoción de la acción humanitaria y formación de personal. Sede del Centre de Réflexion sur l’Action et les Savoirs Humanitaires – CRASH (París).
MSF-Logistique. Central de compras y logística internacional (Burdeos).
MSF-Supply. Central de compras y aprovisionamiento de material médico- humanitario (Bruselas).
SCI MSF y SCI Sabin. Sociedades civiles inmobiliarias (París).

¿Cómo se financia MSF?

Los recursos económicos de MSF proceden de fondos privados e institucionales. Los primeros representan el 89% de los ingresos, procedentes de las aportaciones regulares de socios y colaboradores, donaciones puntuales, empresas y grandes donantes. El 11% restante proviene de organismos diversos, como la Unión Europea, gobiernos nacionales y autonómicos, etc.

¿Cómo se utilizan los fondos?

El 81% de los ingresos se destina a gastos directos y de apoyo a misiones, y a actividades de testimonio y humanitarias. El 19% restante corresponde a gastos de captación de fondos, gestión general y administración.

¿Cuántos proyectos tiene MSF?

MSF trabaja en 72 países de los cinco continentes, donde lleva a cabo 372 proyectos de atención médica y humanitaria directa a víctimas de conflictos armados, catástrofes naturales, poblaciones afectadas por enfermedades endémicas y epidémicas, víctimas de violencia social y personas excluidas de la atención sanitaria.

¿Cómo se puede colaborar con MSF?

Actualmente MFS cuenta con muchos socios y colaboradores que garantizan su independencia económica y de acción. Las diferentes formas de colaboración con la organización son las siguientes:

– Hacerse socio de MSF, comprometiéndose con la organización a través de aportaciones económicas regulares
– Realizar un donativo puntual para ayudar a financiar nuestras actividades
– Comprar y regalar productos MSF
– Felicitar la Navidad con tarjetas MSF
– Firmar convenios de colaboración con empresas
– Donar Herencias y legados
– Trabajar en las oficinas o en los proyectos de MSF

– Colaborar como voluntario en la sede, en las oficinas delegadas o en los grupos de apoyo de MSF de tu región
– Iniciativas solidarias: organizar actividades a beneficio de la organización
– Recibir información periódica a través del Boletín Electrónico de MSF
– Participar en nuestras conferencias, exposiciones y campañas

¿Cómo se sabe que la ayuda llega a su destino?

En MSF se controla la cadena de distribución de la ayuda desde su origen hasta su destino final. Para ello dispone de dos centrales de compra y almacenaje en Europa, y tiene stocks de materiales en otras partes del mundo para dar cobertura inmediata a emergencias. Los envíos se realizan en transportes contratados directamente y supervisamos todo el proceso.

Desde el punto de vista financiero, dispone de mecanismos que garantizan la transparencia de la gestión de los recursos, tanto en la sede como en los proyectos.

Las cuentas de la organización, así como las de los programas en el terreno, son auditadas todos los años y publicadas en la página web.

¿Se puede apadrinar a un niño a través de MSF?

En MSF no se realizan apadrinamiento de niños. Los proyectos van dirigidos a prestar asistencia médica y humanitaria a poblaciones vulnerables allí donde se encuentren. Sin embargo, muchos de los proyectos incluyen programas de salud materno-infantil, que garantizan asistencia durante el embarazo, el parto y un posterior seguimiento del niño. Estas son las principales actividades:

– Programa ampliado de inmunización, que incluye las vacunas de tuberculosis, difteria, tétanos, tos ferina, polio y sarampión.

– Seguimiento nutricional para la detección precoz de pérdida de peso.

– Atención integrada al niño enfermo, para casos de niños que sufren más de una enfermedad al mismo tiempo: sarampión, enfermedades diarreicas agudas, enfermedades respiratorias agudas, malaria y desnutrición.

¿El trabajo en los proyectos es remunerado?

MSF quiere contar con profesionales, por lo que retribuye a sus trabajadores de varias formas (retribución monetaria y otros beneficios). Las condiciones de salida (incluyendo la tabla salarial) serán un tema que se comentará con la persona responsable de la selección al inicio del proceso de reclutamiento.

¿Se puede aprovechar de las vacaciones para ir a un proyecto de MSF?

La gran mayoría de los puestos en el terreno son de larga duración. De hecho, uno de los requisitos de entrada es tener una disponibilidad de entre 6 y 12 meses. Solo en casos muy específicos (emergencias, exploratorias) y en perfiles muy concretos (p.ej. cirujanos, nutricionistas, anestesistas) se permiten estancias más cortas. Por otro lado, la adaptación al país, al proyecto y al trabajo necesita un periodo de aclimatación largo.


Créditos:
Texto adaptado de https://www.msf.es/
Imagen y vídeo de MSF