Así aprendimos a ser buenos conductores

el

A fin de favorecer la asimilación de las formas del imperativo afirmativo y negativo los estudiantes de la escuela “Sacra Famiglia” de Verona fueron invitados a hacer una lluvia de ideas sobre sus exigencias y preferencias para la redacción de decálogos.
Se abarcaron muchos temas pero lo curioso fue que muchos eligieron escribir normas para conductores. Espero que creando las presentaciones, los estudiantes hayan tenido una buena oportunidad para aprender las formas verbales con las cuales ya se habían familiarizado en la semana anterior y que esta experiencia didáctica les haya sido útil también para reflexionar sobre las normas y reglamento de tránsito.

Comparto aquí dos de las presentaciones y añadiré otras la semana que viene.

Presentación de Alice

Presentación de Silvia